LLiçà d'Amunt

Ajuntament de Lliçà d'Amunt
Escut Ajuntament de Lliçà d'Amunt

Can Puig


Historia

Los propietarios de Can Puig formaron un patrimonio notable que se transmitió desde sus orígenes con la intención de garantizar su integridad y su continuidad a lo largo del tiempo. La economía familiar pasó por varios momentos, pero con un patrimonio tan notable, que incluso las etapas más críticas de la historia rural catalana se pudieron superar, aunque recurriendo a alguna forma de endeudamiento, como por ejemplo los censales muertos, una forma de crédito La transmisión del patrimonio a los herederos de Can Puig se hizo siguiendo el orden de progenitura y prefiriendo los hombres antes que a las mujeres; sin embargo, en más de una ocasión, una chica se convirtió en la dueña de la casa. La política matrimonial de la familia Puig no trajo consigo el incremento del patrimonio rural. Todo parece indicar que existía una voluntad de mantener la independencia de la casa y evitar cualquier posible supeditación, tal y como se demuestra con el deseo de mantener el apellido la saga. La familia y el patrimonio Puig se integraron muy pronto en el seno de la comunidad de Lliçà d'Amunt y ocuparon una posición preeminente que se mantuvo a lo largo del tiempo. Durante la época moderna, los Puig continuaron ocupando cargos de gobierno en el seno de la baronía de Montbui, incluso obtuvieron cargos de poder real, como fuera el caso de Pau Puig, que fue nombrado colector del impuesto del excusado de Lliçà d'Amunt el año 1771.

Descripción

Can Puig está formada por un conjunto de edificaciones rodeadas por muros en la parte sur, que le dan un carácter fortificado. El edificio más peculiar de todos los conservados es el que está situado frente a la masía, mirando hacia la iglesia, adaptado al desnivel de la colina. Se trata de una construcción anexa utilizada como pajar, cuadras, cortes y gallinero, pero que en un tiempo había tenido fines defensivos, ya que en todo el perímetro de los muros todavía se pueden ver las aspilleras. Este anexo, que es de planta irregular, en el ángulo que mira al suroeste, cuenta con una especie de torre con planta con tendencia a ser circular. La cubierta es una vertiente sobre vigas de madera, y los muros de todo el conjunto son de mampostería de cantos rodados, muy bien dispuesto en la parte inferior.

En su interior se conserva la distribución clásica del espacio, establecida en las masías en el siglo XVI, la escalera que lleva hacia la sala del primer piso se conserva un hermoso mirilla con calado de tipo gótico. La masía con cubierta de teja árabe termina en un alero imbricado. La fachada que se ve actualmente, se debe en parte a las obras del siglo XVII, tal y como lo indican el tipo de aperturas de las ventanas de caballete plano sin decorar de piedra vista. La puerta principal, de tipo clásico, está descentrada respecto al eje del caballete, es de arco de medio punto y está hecha de dovelas muy bien estructuradas. En la piedra clave hay un escudo rodeado por los tres angelitos alados. Las ventanas de primer piso son de caballete plano sin decorar; el central y el de la izquierda se reconvirtieron en balcón.

(Extraído de "Les arrels del nostre poble. Itineraris pel patrimoni de Lliçà d’Amunt", editado por el Ayuntamiento de Lliçà d'Amunt)



  • Situación: Masía situada en el centro del término de Lliçà d'Amunt, enfilada en una colina al lado de la iglesia de Sant Julià.

Rutas

Lee el contenido de la página

Imágenes relacionadas

  • Masía de Can Puig

    Masía de Can Puig

© Ajuntament de Lliçà d'Amunt · C/ Anselm Clavé, 73 · 08186 · Tel. 93 841 52 25 · Fax. 93 841 41 75