LLiçà d'Amunt

Ajuntament de Lliçà d'Amunt
Escut Ajuntament de Lliçà d'Amunt

Can Moncau


Historia

Aunque la masía es del siglo XVI, el nombre Moncau no aparece en el censo de 1553. Probablemente, entonces recibía otro nombre. Quizás, la entrada a la masía de Pere Moncau, a finales del siglo XVI o al inicio del siglo XVII, conllevó este cambio. Pedro Moncau era natural de Tagamanent, donde aún se mantiene este topónimo. La familia Moncau se encuentra documentada a lo largo de los siglos XVII, XVIII e inicios del XIX. Los Moncau formaban parte de un campesinado medio y acomodado, de modo que algunos miembros de esta saga ocuparon cargos de responsabilidad en el gobierno de la baronía de Montbui. Esta posición les llevó a emparentarse con sagas de características similares a las suyas del mismo pueblo y otras parroquias, por ejemplo, los Bosc de Lliçà o los Maspons y los Brustenga de Santa Eulalia. Esta capacidad les permitió superar momentos críticos, como la epidemia de peste que asoló la zona el verano de 1653. Entonces, en tan sólo cinco días, murieron cinco personas de la casa. En 1835, Maria Moncau, heredera de la masía Moncau, se casó con Josep Rovira de Villar, heredero del mas homónimo de Santa Maria de Llerona, de modo que, desde entonces, Can Montcau ha convertido en una granja. Los Rovira de Villar se convirtieron en uno de los principales propietarios rurales del Vallès e intervinieron de forma activa en la vida asociativa de la comarca durante el primer cuarto del siglo XX. La familia Rovira de Villar fue propietaria de la masía hasta el último cuarto de la centuria pasada.

Descripción

Can Moncau representa la tipología clásica de la masía que queda establecida a partir del siglo XVI, coincidiendo con un período de recuperación del campo. Una vez establecida la tipología de tres cuerpos con la sala ocupando el cuerpo central, se hace evidente la simetría compositiva de la fachada, que es una de las características de las masías del siglo XVI. Originariamente, era una masía de tres cuerpos paralelos. Posteriormente, se le añadió uno al lado sur por habitaciones, y otro en el lado norte, utilizado como bodega. En la puerta principal, que es de arco de medio punto hecho de dovelas, se accede mediante unos escalones de granito. En la piedra clave hay un escudo, y a ambos lados de la puerta, un poyo. En la ventana de la derecha de la puerta, que es de caballete plano, está grabada la fecha, 1668, así como un motivo de entrelazado. Asimismo, conserva una reja de hierro forjado de lagarto. Las aberturas del primer piso son de tipo gótico y reflejan su máximo esplendor de la masía. Las de las habitaciones son de arco conopial con el interior lobulado y mascarones y decoración vegetal en las impostas. La ventana de la sala destaca por su riqueza decorativa. El interior de la masía conserva, casi intacta, la distribución del espacio que se estableció en el siglo XVI. Entre las estancias más significativas destacan, en la planta baja, la cocina y en el primer piso, la sala, que era una de las estancias más significativas. Asimismo, se conservan los poyos en el interior de las ventanas de la fachada principal.

(Extraído de "Les arrels del nostre poble. Itineraris pel patrimoni de Lliçà d’Amunt", editado por el Ayuntamiento de Lliçà d'Amunt)



  • Situación: Masía situada al sureste de Lliçà d'Amunt, vecina a Ca l'Orlau y Can Dunyó.

Rutas

Lee el contenido de la página

Imágenes relacionadas

  • Fachada de la masía de Can Moncau

    Fachada de la masía de Can Moncau

  • Interior de la sala del piso de Can Moncau

    Interior de la sala del piso de Can Moncau

© Ajuntament de Lliçà d'Amunt · C/ Anselm Clavé, 73 · 08186 · Tel. 93 841 52 25 · Fax. 93 841 41 75