LLiçà d'Amunt

Ajuntament de Lliçà d'Amunt
Escut Ajuntament de Lliçà d'Amunt

Ca l'Artigues de la Serra


Historia

Las primeras referencias documentales de la familia Artigues son del siglo XIII, concretamente de 1232, cuando un tal Bernat Artigues cultivaba unos huertos situados al sur del término de Caldes de Montbui. Entonces, el grueso del patrimonio estaba formado por la masía Artigues. Esta herencia se incrementó a partir de 1348. La crisis iniciada en Catalunya en el siglo XIV provocó la ruina de muchas familias, y benefició las sagas que la superaron, como fue el caso de la familia Artigues. A lo largo del siglo XV ampliaron su patrimonio con la incorporación del masías abandonadas y muy deterioradas. Asimismo, el año 1438, Antoni Artigues recibió una parte de la derruida masía Serra de Palaudàries. De esta manera, a finales del periodo medieval, la familia Artigues había logrado ampliar su propiedad y lograr un crecimiento económico considerable. La dinámica positiva se truncó a finales del siglo XVI. A partir de 1566, los Artigues crearon varios censales muertos para satisfacer sus necesidades, y el año 1634 se vieron obligados a vender toda su herencia a carta de gracia (con derecho de recuperar lo enajenado por el mismo precio y en un período de tiempo determinado). Pese a esta situación de peligro, en 1644 Paula Artigues y su marido Miquel Flaquer lograron recuperar la masía Artigues, y a partir de entonces se fue estabilizando su situación económica e, incluso, a finales del siglo XVII, se registran algunas nuevas adquisiciones que permitieron ampliar la herencia. A mediados del siglo XIX, el heredero de la masía Artigues se había convertido en uno de los principales viticultores de Lliçà d'Amunt y en unos de los propietarios más importantes del pueblo y de la comarca. En la actualidad, una parte importante de los campos y bosques de la masía están ocupados por la urbanización homónima.

Descripción

La masía ha sido construida por etapas, así lo demuestran los añadidos y los cambios de estilos en sus fachadas. Está formada por un conjunto de edificaciones que se irían construyendo entre los siglo XVI y el XIX, aunque los datos históricos hacen pensar que debe haber construcciones anteriores. La masía de Ca l'Artigues es de cumbrera paralela a la fachada y la cubierta es a dos aguas con teja árabe, es de planta rectangular y consta de planta baja, piso y buhardilla. Cuenta con dos cuerpos de medio cumbrera perpendicular a la fachada apoyados en el lado derecho, siendo el extremo más bajito. Por el lado noreste, a finales del siglo XIX, se añadió una nueva casa de tres crujías, reconvirtiendo todo el conjunto a caballete paralelo. En la masía del siglo XVI aún se conservan algunos elementos arquitectónicos interesantes, como la ventana de la sala que es de estilo gótico, de arco conopial con el interior lobulado, y que en algún momento fue transformada en balcón. La otra ventana interesante es la de la habitación de la derecha de caballete cierne sobre modillones.

(Extraído de "Les arrels del nostre poble. Itineraris pel patrimoni de Lliçà d’Amunt", editado por el Ayuntamiento de Lliçà d'Amunt)




  • Situación: Masía situada al noreste del municipio de Lliçà d'Amunt, en la sierra que se extiende entre el torrente de Can Bosch y el torrente de Can Pa-i-Aigua.

Rutas

Lee el contenido de la página

Imágenes relacionadas

  • Masía de Ca l'Artigues de la Serra

    Masía de Ca l'Artigues de la Serra

© Ajuntament de Lliçà d'Amunt · C/ Anselm Clavé, 73 · 08186 · Tel. 93 841 52 25 · Fax. 93 841 41 75